comprar aceites esenciales

Cómo cuidar tu piel en otoño con aceites esenciales

Uno de los momentos más íntimos y placenteros que disfrutamos a diario es el de la ducha. Es “nuestro momento”, tiempo de relax y desconexión que nos dedicamos en exclusiva a la vez que cuidamos el bienestar de nuestro cuerpo.

Es la ocasión ideal para mimarnos un poco y regalarnos cuidados naturales que sin duda nuestra piel agradecerá, más aún en otoño, cuando el frío, el viento y la lluvia la resecan y una buena hidratación se hace imprescindible.

Aceites esenciales: nuestros grandes aliados

Sin duda, nuestros mayores aliados a la hora de brindar a nuestra piel los cuidados que se merece son los aceites esenciales. Son productos naturales extraídos directamente de las plantas mediante distintos procedimientos y cuyas propiedades son excelentes para la piel del cuerpo y el rostro. Además de ser muy aromáticos e hidratantes, los aceites esenciales nos aportan diferentes beneficios dependiendo de la planta a la que pertenecen.

En general, son productos muy concentrados que contienen todas las propiedades nutritivas de las plantas y, al ser tan potentes, es conveniente mezclarlos con otros ingredientes como el gel de ducha o la loción corporal para obtener todas sus ventajas y facilitar su absorción.

Tanto por sus deliciosos aromas como por sus muchas virtudes, los aceites esenciales son muy utilizados en terapias y cosmética, ya que no son nada grasos y aportan a la piel cuidados de calidad que aumentan su belleza natural.

“La naturaleza nos ofrece todo lo que necesitamos para mantenernos sanos”

Esa era la filosofía de Sebastian Kneipp, que supo encontrar en el agua, las plantas y la naturaleza en general, grandes aliados para el bienestar del cuerpo y de la mente. Por este motivo, aunar los beneficios del agua (aprovechando el momento de la ducha)  y de las plantas (utilizando aceites esenciales), es regalar a nuestra piel un baño que inundará nuestros sentidos.

En otoño, tu piel suave y naturalmente hidratada

Mantener una buena hidratación en otoño es fundamental, pero si además aportamos a nuestra piel las propiedades nutritivas de las plantas, el resultado será una piel sana, limpia y perfectamente cuidada.

El otoño es un tiempo de contrastes y, como no todos los días son iguales, tampoco necesitamos siempre los mismos estímulos. También en esto podemos contar con la ayuda de los aceites esenciales, ya que cada uno tiene sus propiedades y, al mezclarse con los productos de nuestra línea de cuidado corporal y el agua, facilitarán la armonía de nuestro cuerpo y nuestra mente de forma natural.

donde comprar aceites esenciales

Los aromas y sus efectos sobre la piel

Además de sus excelentes propiedades, los aromas de los aceites esenciales juegan un papel fundamental en nuestro bienestar, ya que producen sensaciones diferentes según el olor que desprenden. Así podemos utilizar cada día el que más nos convenga según los resultados que queramos conseguir. Estos son algunos de los más recomendados y el efecto que produce cada uno de ellos:

Aroma cítrico: Optimismo y vitalidad

Las fragancias con aceites esenciales cítricos, como el de litsea cubeba y limón, actúan como energizantes, ya que reducen la fatiga y el estrés mental, despejando la mente y activando nuestro positivismo y buen humor. Podemos encontrarlos formando parte de la línea de cuidado corporal Enjoy Life, compuesta por gel de ducha y loción corporal ligera, el dúo perfecto para relajarnos por dentro a la vez que activamos nuestro cuerpo, dándole la vitalidad que necesita.

Aroma de lavanda: Relax y armonía

Bien conocidas son las propiedades del aroma de lavanda, ya que su agradable fragancia posee muchísimas propiedades, entre las que destaca la de ser un excelente relajante natural para el cuerpo y la mente. Capaz de aliviar la piel irritada, este agradable aroma consigue calmar la ansiedad, devolviéndonos el equilibrio, la armonía y ayudándonos a reducir el estrés de forma natural.

Una buena opción es aplicarlo en nuestra piel utilizando la gama de cuidado corporal Balancing, compuesta por gel de ducha (o si lo prefieres, también en espuma) y loción corporal.

Aroma de pomelo: Estimula tus sentidos

El aroma de pomelo envuelve nuestra piel proporcionándole justo lo que necesita, ya que tiene la capacidad de despertar los sentidos y llenarnos de energía y positividad. Tras un día agotador, la esencia de pomelo nos relaja y nos calma, a la vez que devuelve a nuestro cuerpo la vitalidad y el bienestar para facilitarnos el descanso.

Su fragancia fresca será un regalo para nuestra piel si la utilizamos bajo el agua en forma de gel de ducha, como Cheerful Mind, que contiene aceite esencial de pomelo y además incorpora aceite vegetal de almendra y maracuyá, cuyas propiedades hidratantes y nutritivas nos ayudan a mimar el cuerpo y relajar la mente.

Además, para potenciar los beneficios de los aceites esenciales sobre nuestra piel, todos los geles de ducha de Kneipp tienen un ph neutro y no llevan jabón, ya que, gracias a sus aceites naturales y nutritivos dejan la piel suave e hidratada.

Y tú, ¿cómo quieres sentirte hoy? Elige tu fragancia favorita y sumérgete en un baño de sensaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.