volver a la rutina feliz

Consejos para afrontar la vuelta a la rutina después de vacaciones

Llega el final del verano y para muchos esto significa que llega también el fin de las vacaciones y con él el inicio del estrés. Ahora nos queda una larga espera para poder volver a disfrutar del esperado descanso. Muchas veces, la vuelta a la rutina trae consigo un pequeño periodo de adaptación difícil de llevar y que puede conllevar una época de estrés, malestar o, incluso, una depresión post vacacional.

Por este motivo y para poder evitar esta situación de malestar desde Kneipp, queremos darte algunos consejos para afrontar la vuelta a la rutina de la mejor manera posible.

1.   No exprimas hasta el último día

Todos queremos apurar hasta el último momento de nuestras vacaciones para seguir disfrutando del tiempo de ocio. Sin embargo, una de las mejores maneras de preparar el terreno para la vuelta a la rutina es ir adaptando nuestros hábitos los días previos al regreso. Intenta ir adaptando los horarios de sueño, alimentación, etc. unos días antes para evitar grandes contrastes.

2.   Tómatelo con calma

Una vez te hayas incorporado a tu rutina no intentes finalizar de golpe todo el trabajo que se ha ido acumulando en tus vacaciones. Es recomendable que empieces realizando las tareas de poca intensidad los primeros días para ir acostumbrándote de nuevo al ritmo habitual.

3.   Aprovecha el fin de semana

El fin de semana puede convertirse en unas mini vacaciones capaces de hacerte olvidar la vuelta  a la rutina.  Aprovéchalos para realizar actividades parecidas a las que has hecho durante tus vacaciones y, sobre todo, trata de desconectar del trabajo, aunque sea por dos días.

4.   Un poco de ejercicio

Después de este lapso de tiempo que han supuesto las vacaciones volver a ejercitarte puede que no sea fácil. No te agobies, empieza poco a poco a recuperar o implementar una rutina de ejercicios que te ayudan a evadirte de tus obligaciones. Las primeras semanas puedes empezar realizando cortos paseos o actividades de baja intensidad para que tu cuerpo vuelva a acostumbrarse y recupere su ritmo habitual.

consejos para volver a la rutina

5.   Cuida tu alimentación

Una buena alimentación, sana y equilibrada es esencial para volver a poner un poco de orden a nuestra rutina diaria. Es importante que incorpores en tu dieta alimentos que aporten energía y devuelvan el ánimo en esta época del año. Una dieta variada que aporte la cantidad de vitaminas y nutrientes que el cuerpo necesita puede ser de gran ayuda. Además de las frutas, las verduras y los cereales integrales que ayudan a cargar las pilas, los tés y cafés, en su justa medida, ayudarán al cuerpo a estar alerta y no perder el ritmo.

6.   Guarda tiempo para ti

Tratar de recuperar la normalidad con la mayor rapidez puede aumentar la sensación de estrés y agobio. En la medida de lo posible busca tiempo para desconectar de la rutina, relajarte y mimarte. Un baño relajante en un día de estrés puede convertirse en tu aliado perfecto.

La vuelta a la normalidad puede suponer un gran esfuerzo. Es importante prepararse para afrontar la rutina de la mejor manera posible y  con optimismo. ¡Las próximas vacaciones ya están más cerca!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.