Síndrome postvacacional

Síndrome postvacacional: ¿Cómo afrontar la vuelta a la rutina?

La vuelta al cole o al trabajo después de las vacaciones no siempre es fácil, se habla incluso de síndrome postvacacional para referirse a los síntomas que algunas personas presentan a la vuelta de vacaciones.

Los síntomas más frecuentes son debilidad, astenia, insomnio, incapacidad para concentrarse y angustia. La mayoría de ellos fruto del propio estrés, que es la respuesta normal de nuestro organismo tratando de adaptarse a la situación. Otras personas muestran tristeza, irritabilidad o nerviosismo.

De todos modos, la causa puede estar en unas vacaciones agotadoras en las que quizá no hemos descansado lo suficiente. También la ausencia de unas pautas horarias y el cambio de ritmo que conlleva el periodo vacacional pueden hacer que nos resulte difícil volver a nuestra rutina.

Por ejemplo, la práctica de la siesta en la época estival y una actividad nocturna más intensa de lo habitual hacen que nuestros ciclos de sueño se alteren y que nos resulte difícil recuperar el ritmo de vuelta a nuestra vida cotidiana.

¿Qué hacer para recuperar la energía y el foco que nos falta en este momento?

Por una parte y aunque pueda parecer contradictorio, hacer ejercicio físico cada día te ayudará a sentirte más activo, a reducir la sensación de cansancio y a dormir mejor, así que recupera tu rutina de gimnasio o running cuanto antes.

Si no practicabas ningún tipo de ejercicio, empieza a llevar una vida más activa, dando por lo menos un paseo de media hora cada día, a pie o en bicicleta. Te hará sentir mejor.

Esto será más efectivo si vuelves de las vacaciones un par de días antes y restableces tus rutinas, en lugar de volver el día antes.

Por otra parte, intenta no engancharte a la televisión hasta tarde pues le robará horas a tu descanso. Quizás te ayude a conciliar el sueño, pero el rato que pasas dormido en el sofá no es descanso de calidad.

Recupera también una buena alimentación, rica en frutas y verduras, sin olvidar las proteínas como los huevos y las legumbres, así como los frutos secos, ya que una alimentación variada y equilibrada te ofrece las vitaminas y minerales que tu cuerpo y tu mente necesitan para rendir y dar lo mejor de ti mismo.

Igual que con el dormir, recuperar los hábitos horarios de las comidas te ayudará a volver más fácilmente a la rutina habitual.

Y si necesitas una pequeña ayuda para recuperar el sueño o relajarte, Kneipp te puede ayudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consigue el ritual de cuidado para una noche perfecta
Consigue el ritual de cuidado para una noche perfecta
¡Muchas gracias!
Aquí tienes tu ritual. Si no se ha descargado correctamente, te hemos enviado un mail con un enlace directo.
¡Muchas gracias!
Aquí tienes tu ritual. Si no se ha descargado correctamente, te hemos enviado un mail con un enlace directo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.