Este San Valentín… ¡me quiero a mí misma!

Dicen que un día como hoy, el amor está en el aire, que se puede respirar allá donde vayas, que recorre las calles… Ahí van los enamorados con sus ramos de rosas, sus bombones y sus pasteles en forma de corazón… Allá van las enamoradas organizando sorpresas, comprando regalos y viendo qué hacer si este año no se puede salir a cenar…

¡San Valentín! El día de los enamorados. Ese día en que las solteras y los sin pareja se sienten algo incómodos. Como si alguien fuese a reclamarles algo. Aunque bien mirado, todos tenemos alguien a quien amar: madres y padres, hermanos y hermanas, hijas e hijos, familiares y amistades, amigos y amigas… Pero por encima de todos, hay alguien que no puede faltar en esa lista y ese alguien eres tú. ¿Te atreves a enamorarte de ti misma?

Y es que, si no te quieres a ti misma, si no te amas, si no te cuidas, si no te mimas, cómo vas a poder querer, amar, cuidar o mimar a las personas que de verdad te importan. Amarse a una misma es el primer paso para una vida plena y feliz, una vida en la que todos puedan apreciar lo mejor de ti misma y en la que, sobre todo tú misma puedas descubrir que eres perfecta tal y como eres.

“Me acepto, me cuido, me regalo, me amo…”

Parece un mantra y podría serlo. Y es que es fundamental prestarse atención y cuidado a una misma, sentirse bien consigo misma, hacerse la vida algo más agradable y más fácil…

Piensa por un momento, ¿qué harías si pudieses dedicarte una tarde a ti misma, a mimarte?

Cerrarías el ordenador con varias cosas aun por atender… ¿Acaso no hay siempre cosas nuevas que atender? Te pondrías tu canción favorita y te pondrías a bailar o a saltar sobre la cama, como cuando eras niña y las preocupaciones no eran algo tan real… No sé, eso es lo que yo haría… ¿Qué harías tú?

¿Te prepararías un baño relajante o una ducha revitalizante? ¿Te pondrías una mascarilla para desconectar de todo, te mimarías con una tarde de spa en casa o te prepararías una buena infusión para disfrutar junto a un buen libro? ¿Cuál sería tu opción para decirte sin vergüenza lo mucho que te quieres? ¡Venga, anímate a ponerla en práctica! No esperes más…

Por nuestra parte, desde Kneipp, te hemos preparado una pequeña y deliciosa sorpresa, ideal para regalar o para regalarte a ti misma en este día del amor. Se trata de un encantador detalle para recordarle que le quieres a tu madre, a tu hija, a tu amiga, a tu novia, a tu prima… o para recordártelo tú misma. Es el Neceser With Love de Kneipp, que contiene una Crema de Manos Favourite Time hidratante y con un delicioso aroma a flor de cerezo, y también un Bálsamo Labial Intensive Care para un cuidado intensivo de los labios con una sensual fragancia a/de flor de saúco.

¿Y tú…? Cuéntanos… ¿Cómo vas a pasar el día de San Valentín? ¿Te querrás y cuidarás, aunque sea solo un poquito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.