Buenos propósitos: cómo empezar con un estilo de vida saludable

La idea de desarrollar un estilo de vida más saludable puede parecernos tediosa o complicada. Los cinco pilares de Kneipp te pueden servir de guía en tu camino para vivir mejor. Y es que, como decía Sebastian Kneipp: «Si no dedicas algo de tiempo a su salud todos los días, algún día tendrás que sacrificar mucho tiempo por la enfermedad».

Pilar número uno: los beneficios del agua para la salud

La hidratación es fundamental para un correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por eso es tan importante beber agua a lo largo del día. Un buen objetivo sería entre seis y ocho vasos diarios. Y cuando decimos agua, nos referimos a agua, no a otros líquidos.

Por ejemplo, el alcohol es nocivo para el organismo, sin más, ya quedaron atrás las recomendaciones de un vaso de vino para el corazón. Las bebidas con gas afectan al esmalte dental. Las bebidas azucaradas, incluidos los zumos, te aportan calorías vacías. Las bebidas excitantes como el café te alejan de la serenidad.

Lo que sí que es recomendable es beber infusiones de hierbas naturales, puede ser una buena forma de aumentar tu consumo de agua si es que te parece muy aburrida. Eso sí, intenta no añadirle azúcar ni edulcorantes.

Una buena forma de consumir más agua es llevar contigo una botella allá donde vayas, te ayudará a comprobar si has consumido la cantidad recomendada a lo largo del día.

Otras formas de obtener beneficios del agua pueden ser una ducha fría estimulante o un baño caliente relajante, acudir a la sauna o meterse en el hidromasaje. Por suerte muchos gimnasios cuentan con zona de aguas y también están los balnearios urbanos. Consulta con sus especialistas qué es lo que más te conviene según tus necesidades.

Practica también el aquagim o la natación, ya sea en el mar o en la piscina, ideal para las personas que necesitan mantenerse en forma haciendo ejercicios sin impacto en las articulaciones.

Pilar número 2: el ejercicio es bueno para el cuerpo y para el alma

Moverse, mantener una vida activa, decirle adiós al sedentarismo es un aspecto clave si queremos mejorar nuestra salud. Una hora diaria de ejercicio moderado como dar un paseo a pie o en bicicleta sería un excelente objetivo. ¿Cómo de lejos estás de él? Otra opción sería dos horas y media de ejercicio intenso a la semana, repartidas entre varios días. O una combinación de ambos.

Si ahora mismo estás muy lejos de estas propuestas, no empieces de golpe, hazlo paulatinamente o te desanimarás y lo dejarás. Es normal que el primer día que sales a correr no puedas ni acabar una vuelta a la manzana. Pero no te rindas, mañana podrás un poco más, y en unas semanas notarás ya la diferencia.

Pilar número 3: una alimentación sana

El consejo fundamental de Kneipp cuanto a la alimentación es “más de las plantas y menos de los animales”. Probablemente necesites aumentar tu consumo de frutas y hortalizas: ¿tomas cinco al día o no comes nunca fruta?

Nuestra propuesta es que descubras las frutas y hortalizas que no has probado nunca. Que las laves, peles y trocees con antelación y las metas en un tuper en la nevera para el momento que te apetezca picar o para merendar. Que las introduzcas como tentempié: unos tomates cherry, unos arándanos, unos bastones de zanahoria… Y que vayas aumentando la cantidad, paulatinamente.

Aumenta también el consumo de legumbres e introduce la pasta, pan y arroz integrales. Y disminuye el consumo de carne, especialmente de carne roja. Los huevos, las legumbres y el pescado pueden ser una excelente fuente de proteínas.

Pero como en todo, un cambio drástico puede ser desmotivador. Si ya lo has probado otras veces y sigues alimentándote mal, consulta con un nutricionista, ellos son expertos y sabrán aconsejarte en este camino.

Pilar número 4: plantas para el bienestar

Para Kneipp “la naturaleza es la mejor farmacia”, por eso todos nuestros productos cosméticos y complementos alimenticios se elaboran a partir de extractos de plantas naturales.

Y es que nunca es pronto para empezar a cuidar e hidratar la piel y hacerlo con productos naturales de origen vegetal te permitirá hidratarla a nivel profundo. Introduce en tu rutina de higiene e hidratación diaria con productos elaborados a partir de aceites vegetales y notarás cómo tu piel te lo agradece.

También pequeños desórdenes como el estrés o la falta de sueño se pueden tratar con nuestros complementos alimenticios a base de extractos vegetales.

Pilar número 5: encontrar el equilibrio vital

El quinto pilar de Kneipp es fundamental para conseguir el objetivo y es tener medida, no querer alcanzarlo todo el primer día, tener constancia, encontrar el equilibrio en todo. También en la alimentación, en no proponernos unos objetivos desorbitados, en ser pacientes y constantes para introducir los cambios…

Si te animas a descubrir algunos ejercicios de los que llaman cuerpo-mente, como el yoga, el taichí o el pilates te ayudará a conectar con tu interior y a conseguir las metas que te has marcado.

También es fundamental huir del estrés y de la ansiedad que nos producen la vida tan ajetreada que llevamos y que a veces no nos deja dormir como querríamos.

Esperamos que estos breves consejos basados en la filosofía de Sebastian Kneipp te ayuden a encontrar ese camino de equilibrio y vida saludable que te has propuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.