como dormir bien

El sueño y sus fases al dormir: ¿Cómo dormimos?

Tal y como indican los expertos un adulto debe dormir entre 7 y 8 horas al día así que las horas de sueño nos ocupan un tercio de la vida, ¡que no es poco!
En otras ocasiones ya hemos hablado de los beneficios de dormir bien  pero, ¿sabes lo que ocurre en tu cuerpo cuando duermes y cómo transcurren las diferentes fases del sueño?
Durante una noche de descanso nuestro sueño pasa por distintas fases en las que tienen lugar diversos procesos y saber qué sucede en cada una de las etapas del sueño puede ayudarnos a dormir mejor.

Fase 1. Transición inicial de vigilia a sueño. y es en la que el sueño es más ligero. Durante este periodo los músculos se relajan y es común sentir algún espasmo seguido de una sensación de caída que, aunque a veces te llevas un buen susto, es perfectamente normal. En esta fase también es normal que mezclemos la realidad con el sueño y que si nos despertamos no seamos conscientes de si estábamos dormidos o no. Es normal, es una fase de transición hacia el sueño.

Fase 2. Etapa de sueño ligero. En esta fase el cuerpo ya se empieza a desconectar poco a poco de la realidad que nos rodea. Las ondas cerebrales se vuelven cada vez más lentas y nuestra respiración y nuestro ritmo cardiaco empiezan a bajar el ritmo. En esta etapa, que suele ocupar el 50% de nuestro tiempo de descanso, el sueño es menos superficial.

Fase 3. Etapa de transición. Durante esta etapa, que suele durar unos pocos minutos, empiezan a aparecer las ondas cerebrales extremadamente lentas, conocidas como ondas delta. Es la etapa de transición hacia el sueño profundo.

Fase 4. Etapa de sueño profundo o delta. En esta fase del sueño es en la que nos encontramos profundamente dormidos y en la que descansamos tanto de manera física como psíquica.  Es la etapa más importante de todas y la que va a determinar la calidad de nuestro sueño. Cuando dormimos de manera profunda la respiración y el ritmo cardiaco se hacen aún más lentos y, aunque no es la etapa en la que soñamos, es posible que algunas imágenes puedan irrumpir en nuestra mente aunque no lleguen a convertirse en historias que recordaremos.

Las fases 3 y 4, que suelen sumar hasta el 25% de nuestro tiempo de descanso, son en las que nuestro cuerpo entra en un estado de relajación profunda y en ellas se genera la hormona de crecimiento, vital para niños en edad de crecimiento y para la recuperación de los deportistas.

Fase 5. El sueño REM (rapid eye movement). Esta fase también ocupa entre el 20 y el 25% de nuestro ciclo de sueño. Durante este lapso de tiempo, el tono muscular no existe y por ello, si queremos gritar o movernos mientras soñamos no es posible.
Es la etapa del sueño paradójico; los ojos se mueven rápidamente, la respiración es rápida e irregular, el ritmo cardiaco aumenta, la presión arterial sube y las ondas cerebrales aumentan a los mismos niveles  que cuando una persona está despierta.
En esta etapa es cuando, aunque nos despertemos, somos capaces de recordar el sueño.

Durante un ciclo de sueño completo, los tipos de sueño NO REM (fases de la 1 a la 4) y REM (fase 5) se van alternando entre cuatro y cinco veces durante toda la noche formando diferentes ciclos de sueño.

Sueño Complet, un comprimido bicapa en innovador formato MINI

En muchas ocasiones, y debido a algún desajuste generado por el estrés, los nervios o el ritmo diario, nos cuesta conciliar el sueño y esto altera nuestros ciclos de descanso. Para ayudarte a reducir el tiempo necesario para conciliar el sueño y poder mantener el sueño durante todo el ciclo de manera natural puedes recurrir a Sueño Complet, un mini comprimido bicapa fácil de ingerir a base de melatonina, que ayuda a reducir el tiempo de conciliación del sueño, y extractos naturales de pasiflora, valeriana que ayuda a mantener un sueño natural y melisa que contribuye a una óptima relajación. Sueño Complet ayuda a lograr un buen descanso y comenzar el día con energía.

Como podemos ver, la calidad del sueño es calidad de vida, el sueño es reparador y tiene un papel vital para compensar el desgaste diario y recuperar la energía para afrontar el día siguiente.

Referencias

  • https://naturalmentekneipp.es/dormir-bien/dormir-bien-8-horas-mito.
  • Ambrosini, M.V., Sadile, A.G., Gironi-Carnevale, U.A., Mattiaccio, M., Giuditta, A., The sequential hypothesis on sleep function. I. Evidence that the structure of sleep depends on the nature of the previous waking experiences. Physiol. Behav. 43: 325-337, 1988.
  • Estivill, E., De Béjar, S. (2001): ¡Necesito dormir! El insomnio sí tiene solución. Barcelona, Plaza & Janés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.