hidratar las manos

Cómo cuidar las manos secas este invierno

¿Hace días que notas la piel de las manos seca y áspera? Es un clásico del invierno: El frío, el viento, la humedad en el exterior y la sequedad en los interiores, los cambios de temperatura… Con este panorama, la delicada piel de las manos pierde su escasa hidratación natural. La producción de lípidos hidratantes en las manos llega prácticamente a detenerse por el frio cuando alcanzamos una temperatura de unos 8 grados centígrados.

Y es que la piel de las manos es muy sensible a todos estos cambios. Especialmente el dorso de las manos, que suele llevarse la peor parte, pues no es capaz de fijar los lípidos protectores que produce. Y esto se traduce en picores, descamación, rojeces, un aspecto opaco de la piel e incluso grietas que pueden llegar a sangrar en la zona de los nudillos.

Cómo hidratar la piel seca de las manos

Para tener unas manos suaves e hidratadas es importante escoger una buena crema nutritiva, pero no todas las cremas de manos son iguales. A la hora de elegir una crema, es muy importante fijarse bien en sus ingredientes, pues no todas se comportan igual.

Por un lado, están las cremas que usan aceites de origen mineral, siliconas o parafinas. Estas cremas pueden formar una barrera sobre la piel que la aísla del exterior, pero no la hidrata ni la deja respirar.

Por otro lado, están las cremas nutritivas a base de aceites vegetales muy similares a los que produce la propia piel y que pueden ser asimilados por ella, con lo que la ayudan a regenerarse.

Cómo proteger y reparar la piel de las manos en invierno

A parte de mantenerlas hidratadas hay que prestar atención a una serie de gestos cotidianos para gozar de unas manos bien cuidadas, suaves y sedosas.

Por ejemplo, al lavarnos las manos optaremos por el agua templada o fría y por un jabón de pH neutro para la piel, ya que el agua caliente y los jabones poco adecuados arrastran consigo la fina capa de lípidos que la piel de las manos tiene en invierno de forma natural.

Después del lavado, las secaremos bien y nunca al aire. Y finalmente, aplicaremos la crema hidratante específica para manos.

Podemos aplicar la crema a lo largo del día tantas veces como necesitemos, especialmente antes de salir a la calle y también antes de ir a dormir.

Guantes para hidratar las manos

Los guantes pueden ser los grandes aliados de las manos, pero también sus enemigos. Unos guantes sintéticos de mala calidad pueden ser contraproducentes y estropearlas más que protegerlas. Para salir a la calle bien protegidas, lo mejor son sin duda los guantes de fibras naturales.

También es importante proteger las manos con guantes si vamos a usar productos químicos o vamos a hacer trabajos de jardinería. Tanto las sustancias químicas como el trabajo manual pueden dañar la piel, por lo que recomendamos cuando acabemos con la tarea, usar la crema hidratante.

¿Y qué podemos hacer si vemos que la piel de nuestras manos está muy agrietada y descamada? Para conseguir una hidratación intensa aplicaremos una gruesa capa de crema hidratante antes de irnos a dormir y, después, protegernos las manos con unos guantes de algodón. Así mantendremos la crema en contacto con la piel durante un tiempo prolongado.

Dos nuevas cremas de Kneipp para hidratar las manos secas

Conscientes de la importancia de unas manos hidratadas y cuidadas, Kneipp lanza dos nuevas cremas hidratantes que nutren intensamente la delicada piel de las manos y la deja ligeramente perfumada.

La crema de manos Soft in Seconds de Kneipp* destaca por su rápida absorción. Ideal para usar a cualquier hora, pues su textura ligera permite que se absorba en apenas unos segundos. Soft in Seconds cuida las manos secas, dejándolas suaves y tersas, gracias al gran poder hidratante de la manteca de aguacate y el aceite vegetal de jojoba. Posee, además, el delicioso y cítrico aroma del aceite esencial de hierbaluisa. ¡Y todo sin dejar una sensación pegajosa!

La crema Favourite Time de Kneipp* te ofrece un cuidado intensivo, ideal para manos con pieles muy secas y estropeadas. Su deliciosa fragancia procede del extracto de la flor de cerezo y su intensa capacidad hidratante del aceite vegetal de almendra. Consigue con ella, unas manos sedosas y cuidadas.

Y por supuesto, ambas cremas de manos son veganas, es decir, que no tienen en su composición elementos de origen animal ni mineral.

Producto cosmético

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.