Alimentos saludables en otoño: bizcocho de calabaza con frutos secos

Una buena alimentación conlleva también saber buscar los productos que nos ofrece la tierra en cada estación: los alimentos de temporada. Con la llegada del otoño, las calabazas y los frutos secos están en su mejor momento, así como las granadas, las manzanas, las setas o la coliflor.

La calabaza es una hortaliza muy versátil, puede servir para hacer una rica crema o, hecha al horno, puede ser un delicioso acompañamiento que sustituya las patatas fritas con menos grasa.

En el caso de hoy, te proponemos un bizcocho de calabaza, parecido al del pastel de zanahoria y que también te puede servir de base para una rica tarta de calabaza, si le añades un frosting.

Ingredientes para un bizcocho de calabaza con frutos secos

300 gramos de calabaza cocida al horno

300 gramos de harina

250 gramos de azúcar

100 gramos de nueces picadas

3 huevos

100 mililitros de aceite de girasol o de oliva

La ralladura de medio limón

Una pizca de sal

Un sobre de levadura

Cómo proceder

Previamente a hacer el bizcocho, coceremos la calabaza al horno. Una calabaza mediana podemos cocerla entera durante 30 minutos a 220 grados centígrados. La cantidad que nos sobre después de retirar los 300 gramos que necesitamos para nuestro bizcocho, podemos usarla como guarnición o base para una deliciosa crema.

Para empezar, separamos las claras y las yemas en dos boles distintos. Batimos las claras a punto de nieve, añadiendo hacia el final la pizca de sal. En el otro bol, añadimos el azúcar y lo batimos con las yemas y la ralladura de la piel de limón, hasta que blanquee. Añadimos entonces la calabaza picada, el aceite y las nueces troceadas.

A esta mezcla, le añadimos la levadura y la harina tamizada, batimos y cuando esté bien mezclado, añadimos las claras a punto de nieve removiendo lentamente de abajo arriba, hasta obtener una mezcla homogénea.

Elegimos un recipiente apto para horno y lo untamos con mantequilla o aceite y vertemos en él la masa.

Lo dejaremos cocer en el horno a 180 grados durante 45 minutos.

Y ya estará listo, un postre o merienda, sano, nutritivo y delicioso. Ideal para comer en otoño y en tus fiestas de Halloween.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consigue el ritual de cuidado para una noche perfecta
Consigue el ritual de cuidado para una noche perfecta
¡Muchas gracias!
Aquí tienes tu ritual. Si no se ha descargado correctamente, te hemos enviado un mail con un enlace directo.
¡Muchas gracias!
Aquí tienes tu ritual. Si no se ha descargado correctamente, te hemos enviado un mail con un enlace directo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.